Emboscada maoísta en la India

Foto de internet, ya un poco antigua, que muestra la presencia de los naxalitas (maoístas) en la India

La Guerra Popular en la India es una guerra del pueblo que tiene como fuerza fundamental a los campesinos pobres en la India junto a obreros, estudiantes e intelectuales. Estos sectores populares que apoyan y son parte de la guerra que dirige el Partido Comunista de la India (maoísta) [PCI(m)] están enfrentando la arremetida criminal del gobierno de la India liderado por el primer ministro Narendra Modi del partido nacionalista hindú (fascista) Braratiya Janata Party (BJP). Occidente y en particular EEUU no tiene reparos en llamarla la “mas grande democracia del mundo” y como sabemos, cuando se trata de alineamientos comerciales, el imperialismo yanqui y europeo, así como los llamados intelectuales demo liberales, que suelen llenarse la boca de defensa de la libertad y los derechos humanos, no tienen problemas en que sus “demócratas” sean auténticos criminales o genocidas.

Por ejemplo ninguno de estos gobiernos levanta la voz contra el reino de Arabia Saudita, a pesar de que este régimen criminal tiene a su población privada de una serie de derechos en un régimen de capitalismo burocrático casi en estado feudal, donde las mujeres no son consideradas iguales y legalmente tienen menos derechos que los hombres, donde la disidencia se persigue con cárcel y muerte abiertamente, donde la persecución a la prensa independiente incluso puede pasar por las manos de altos jerarcas como los príncipes del reino. Como son socios comerciales de EEUU, Europa y la OTAN, el reino semifeudal saudí no está en ninguna lista negra ni es objeto de condena diaria por su “falta de democracia”.

Pero volviendo al tema de la “democracia india”, tenemos ahí un pueblo levantado en armas que lucha por su liberación, por la instauración de una Nueva Democracia en marcha a la construcción del socialismo, y si bien, tiene que enfrentar grandes operaciones de auténtica cacería criminal, tiene también grandes éxitos en su lucha, como no podía ser de otra manera.

De la página dazibaorojo08.blogspot.com recogemos la información que en el Estado de Chattisgarh, al sur este de Nueva Delhi, el PCI(m) hizo detonar una mina al paso de un autobús con una veintena de miembros de personal de seguridad del Estado que retornaba de una acción “antinaxalita” (antimaoísta), resultando 5 policías muertos y otros 13 heridos, según declaró el jefe de la policía estatal DM Awasthi. El hecho tuvo lugar entre las aldeas Kademeta y Kanhargaon, en la carretera en construcción Barsoor-Palli y respondió a las acciones del gobierno contra la Guerra Popular.

Recomposición de fuerzas reaccionarias en nuevas elecciones

Hay una gran multitud de candidatos para la elección y hay que marcar por lo menos a 5 personas. Es claro que la gran mayoría solo conoce a 1 a quien va a votar, el resto no tiene importancia porque realmente no se elige. Así funciona la democracia liberal burguesa.

06/03/2021

Estamos a puertas de nuevas elecciones para gobernadores y alcaldes en Bolivia y como siempre hemos planteado no esperamos absolutamente nada nuevo de las mismas porque éstas no van a transformar en gran cosa, ya ni qué decir de cosas fundamentales, la situación del pueblo pobre, explotado y profundo que es la mayoría de la población.

No hay vela en este entierro para los sectores populares, simplemente porque el objetivo del proceso eleccionario es legitimar el orden establecido, reencauzar las dificultades políticas del Estado luego de los sucesos del 2019, cuando echaron a Evo Morales y se instauró un gobierno transitorio conservador que, además de continuar con la racha corrupta y persecutoria de Evo, trató de oficializar, de manera escandalosa, políticas de grandes beneficios a los sectores conservadores del oriente. Luego tuvimos el retorno del MAS sin la vieja dirección que lideró Evo Morales.

Lo que está por definirse ahora, desde el punto de las clases dominantes y la vieja política, es la relación de poder y fuerzas entre el MAS y la oposición. Ésta se encuentra hoy fragmentada en varios frentes aunque la gran mayoría son conservadores ideológica y políticamente. El MAS sin embargo no ha quedado entero tras su desastroso destierro temporal de la dirección del gobierno, lo que le ha generado grietas como por ejemplo la postulación de Eva Copa para alcaldesa de la ciudad de El Alto.

En general todos hablan de nuevos líderes y lo dicen porque se refieren a “caras nuevas”. Pero lo fundamental no es la edad ni cuan periférico sean en la vieja política, sino los intereses que representan y la practica política e ideológica que guían sus actos. La mayoría de los candidatos conservadores promueven un programa bastante viejo que no se distingue de los viejos partidos MNR, ADN, MIR, y que además están en alianzas con esas viejas estructuras. Algunos llevan propuestas incluso de la Edad Media con un fuerte discurso religioso que emula a Trump o Bolsonaro como por ejemplo el caudillo regional Fernando Camacho, del que su vocero hace un tiempo decía que era una figura totalmente nueva en política y que era “antisistema”, sin duda, el micrófono aguanta todo.

De ahí otros adornan sus programas y discursos con auspiciosos proyectos, financiamientos, políticas públicas, empoderamientos por aquí y por allá, ofrecen el asistencialismo en barrios y villas, lo que ha venido a llamarse políticas populistas, que complementa toda esa construcción discursiva hecha por más de 20 años por las ONG’s que hablan de políticas públicas, liderazgo y democracia.

Lo concreto es que estos pugnan por mantener la marcha de los municipios tal como están y prometen transparentar y luchar contra la corrupción, la burocracia y la prebenda, mientras los más conservadores apuntan a abrir con todo la participación privada, el mercado externo, la explotación de los recursos y el agronegocio. Y eso es más o menos así en todo el país.

Por el lado del MAS no hay novedades mayores, el problema que tienen ahora es que van a administrar el Estado sin los recursos que tenían antes por el ingreso de hidrocarburos, lo que los pone en situación de establecer mayores alianzas con los sectores conservadores, mayores porque ya las tienen desde el gobierno de Morales, pero van a tener que equilibrar mejor para gobernar sin problemas, mientras que los sectores populares también demandarán sus derechos y ya están presionando al gobierno central.

Hay que considerar que los sectores populares no son todos del MAS, pero todos pugnan, los dirigentes populares dentro del MAS también pugnan internamente por mejores espacios, eso ha llevado a la aparición de personajes como Eva Copa a salirse del MAS y presentar candidatura con una organización X que tiene sigla como un vientre de alquiler.

Copa no es nueva en política y nosotros lo hemos venido diciendo aquí, tiene una larga tradición de política oportunista en la carrera de Trabajo Social de la UPEA y en el manejo de la FUL, su salto a senadora se produjo por la cantidad de votos que podía llevarle al MAS desde la UPEA y fue seleccionada por el entonces Canciller David Choquehuanca, hoy vicepresidente, quien manejaba la designación de candidatos de las 20 provincias de La Paz incluida la ciudad de El Alto. Copa con el olfato político que le brindó su experiencia universitaria y parlamentaria se comportó como buena equilibrista entre la desbandada bancada del MAS y la envalentonada emergencia de Camacho y Añez, y ciertamente, consiguió para el Estado de derecho reaccionario reencausar la crisis política en la que se encontraba, y aunque el MAS no quiera aceptarlo, fue la única que se expuso a hacerlo porque la mayoría de los militantes de la vieja guardia habían saltado del barco y dejado su “puesto del combate” sin ser el “soldado de la revolución” que proclamaron ser por más de 15 años.

Como claro ejemplo está el papel de Adriana Salvatierra quien podía haber jugado ese papel pero fue la primera en renunciar a su cargo en el senado, sea por iniciativa propia o por directiva política, solo apareció cuando el Senado se recomponía con Copa a la cabeza, ésta asumió ese papel y su formación politiquera le posibilitó ser el engranaje entre el MAS y el nuevo gobierno, para ganarse el capital político que los demás militantes de su ex partido no pudieron.

Ganado ese prestigio Copa no podía dejar pasar la oportunidad de ser candidata, y si el MAS no la dejaba, eso no iba a ser un impedimento para candidatear por ello recurrió a la agrupación Jallalla junto con Felipe Quispe que iba de candidato a la gobernación de La Paz.

En cierta forma todo este sector (que al final no hará oposición al MAS sino acuerdos políticos como lo han dicho algunas “bases” de Eva Copa) organiza su espacio de poder para luego ver cómo negocia su presencia política. Así ha sido la práctica de estas organizaciones que se dijeron disidentes del MAS que coquetean y se pelean con este partido pero están incapacitados de trazar una clara línea divisoria porque en el fondo juegan a dos bandos.

Políticamente eso es oportunismo, uso de la política para provecho personal, y esto suele ser disfrazado con el discurso de la “ambigüedad indígena”, “el estar y no estar”, “estrategia anfibia” y otros tantos disparates que han construido algunos representantes del pachamamismo, pero que hasta el momento no han podido tener una presencia digna en el espectro político estatal (y han sido muchos los que han pasado por el aparato estatal, de ese Estado que dicen tanto odiar). Y no se puede tener una presencia digna simplemente porque no puede haber dignidad en el sistema que año tras año nos ha mostrado lo peor de lo peor y a sus representantes en el ejercicio del poder ensuciarse hasta el lodo en escándalos de corrupción, prebendas, robo, abuso de poder, acoso sexual, uso reaccionario de la política para silenciar a los sectores populares independientes, etcétera.

El viejo Estado se dispone a renovar su timón, aunque pretendan dar la sensación de un recambio en aras de un desarrollo promisorio lo que existe ahora es una crisis muy dura para el pueblo, quienes han soportado los problemas de la pandemia, que ha generado la quiebra de muchos pequeños negocios y el despido de muchos trabajadores, eso se está sintiendo en este trimestre con mayor fuerza que el año pasado y por ello lo más importante para el pueblo no son las elecciones sino organizarse para la lucha por la defensa de sus derechos y para reconquistar los derechos perdidos, luchar por la vida, por el acceso a las vacunas, por el trabajo, por la alimentación, por mejores condiciones laborales, contra la explotación de las grandes empresas que han ganado con la pandemia, contra la usura de los bancos que no están dispuestos a bajarse ni un centavo cuando han pedido a la población que se ajuste los pantalones.

Pero esto no es suficiente para el pueblo, no basta organizarse para llevar la lucha reivindicativa es necesario organizar a la vanguardia, a los revolucionarios, a los comunistas y asumir las tareas que el momento necesita, una posición de clase y un programa de clase para la revolución.

La “transición” de los rancios conservadores en Bolivia

Calvo
Foto: Fundación Tierra

Es completamente elocuente el desprecio a los migrantes occidentales y el tratamiento de extranjero a éstos, extranjeros en su propio país, establecido por un sector de individuos que creen que Santa Cruz es su hacienda, levantando estos valores arcaicos y trasnochados se dan el lujo de certificar quien es o no ciudadano! como dijo Calvo. Si se tratara de eso, seguro que éstos conservadores no califican, pues confunden ciudadanía con vasallaje.

Análisis y Opinión

01/09/2020

La “emergencia democrática” que hoy “goza” Bolivia está representada en el gobierno transitorio, casi de cabo a rabo, por los sectores más rancios y conservadores del país. El reciente conflicto que movilizó a muchos sectores populares, conducidos en lo fundamental por el partido de Evo Morales, el Movimiento al socialismo, que canalizó el descontento popular para venderles la baratija pelear por elecciones, generó la reacción bravucona y amenazante de quienes representan con mucha fidelidad la estructura de pensamiento y el espíritu de los conservadores cruceños.

Aunque se llaman agroindustriales capitalistas y generadores del desarrollo económico del país, su pensamiento y acción los muestra como terratenientes feudales y reaccionarios fascistas; en el contexto actual hablan de democracia, libertades y Estado de derecho, pero no dan un paso sin amenazar con la cachiporra del hacendado y abren la boca para expulsar todo el desprecio racista que sienten y han sentido durante años quienes se creen dueños de las tierras de Santa Cruz.

El presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, Rómulo Calvo Bravo, formado en la Universidad Cristiana de Bolivia, realizó estas elocuentes declaraciones refiriéndose a los bloqueadores “Este Comité no descansará hasta ver tras las rejas a estas bestias humanas indignas de ser llamadas ciudadanos; colonos que muerden la mano a esta tierra que les abre los brazos para que salgan de la pobreza, y pagarán esta tamaña afrenta”.

Sigue leyendo

Denuncia: Sede del Jornal A Nova Democracia es objeto de sabotaje

Redacción de A Nova Democracia

22/08/2020

Quieren fustigar esta tribuna que viene, diariamente, denunciando y luchando contra este gobierno de generales, de verdugos del pueblo y de sujetillos nazis, así como denunciando los crímenes de todo el viejo Estado. La escoria de la sociedad, desde las alcantarillas, encorajinados por estos tiempos en que dirige el país una especie de junta militar, monta en cólera contra los demócratas consecuentes y revolucionarios que tienen como portavoz a este periódico, y traman sus planes asquerosos. ¡Pues bien señores! Su griterío de odio, su odio profundo al pueblo en lucha y a sus mejores representantes no causa mas que mayor decisión para seguir en esta trinchera de la lucha de clases.

No podemos quedarnos callados ante el amedrentamiento y sabotaje de parte de los reaccionarios y fascistas, ligados directa o indirectamente al gobierno de Bolsonaro, a las clases dominantes y a ciertos sectores que se ven afectados por el periodismo que consecuentemente denuncia la política criminal de estos. Sin lugar a dudas se trata de elementos infiltrados del “gobierno de generales” y pastores evangélicos quienes tratan de acallar a la prensa democrática y revolucionaria como es el periódico A Nova Democracia que durante muchos años viene siendo la expresión y opinión se obreros, campesinos e indígenas, así como sectores de la pequeña burguesía empobrecidos por los distintos gobiernos locales que no son otra cosa que administradores de gran burgueses y latifundistas así como lacayos del imperialismo, particularmente yanqui.

Sigue leyendo

Bolivia: Bloqueos, Elecciones y muertos como cálculo político

Fracasada negociación y continuación del bloqueo. Foto: La Razón e Infobae

Ante esta situación, de un lado, los sectores movilizados dirigidos por el MAS continúan en sus acciones esperando ejercer presión al gobierno, actualizando su demanda para que renuncie Añez, mientras por otro lado, el gobierno espera un mayor rechazo de la población a los bloqueos, para intervenir estos con la policía y el ejército. En realidad, a ninguna de las facciones les interesa ni la salud, ni la educación, ni la vida de la gente, solo les interesa ganar rédito electoral en estas próximas semanas en un miserable cálculo político.

Por Pedro Jankaquipa

10/08/2020

La lucha de facciones al interior de los grupos de poder en el país llegó al clímax la semana de celebración del 6 de agosto, fecha de la independencia de Bolivia. De un lado se encuentra la facción burocrática que busca retomar el gobierno encabezada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) y por el otro lado la facción compradora actualmente en la administración estatal, que representa a los viejos partidos tradicionales (hoy reunidos en Demócratas). Ambas facciones, de una u otra forma, defienden intereses de la banca, grandes empresarios ganaderos, agroindustriales, y del capital transnacional extractivista. Lo muestran los 14 años de gobierno del MAS y los últimos 9 meses del llamado gobierno transitorio, en las que la banca ganó como nunca antes y las transnacionales del petróleo, la minería y empresarios industriales agro exportadores, obtuvieron millonarias utilidades vía normas legales que facilitaron su crecimiento financiero, leyes que no han sido eliminadas por el actual gobierno de Añez y compañía, con el aval de los 2/3 de la mayoría parlamentaria del MAS que continúa en la Asamblea Legislativa. Sigue leyendo

Gualberto Choque: ejemplar dirigente campesino

d2fc41b9b5e313c75fab8708147e323a
Foto: Porlatierra.org

CitaGualberto

Al fin de la batalla,

y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre

y le dijo: “No mueras, te amo tanto!”

Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

César Vallejo, Masa

Análisis y Opinión

04/07/20

Gualberto fue un dirigente popular de origen campesino y que estuvo vinculado desde siempre a la lucha de su pueblo. Lideró junto a otros dirigentes campesinos del Valle de Araca la lucha por establecer un control comunal sobre los recursos naturales y del medio ambiente contra la empresa Puya de Raimondi Empresa Minera Sociedad Anónima (PRAEMSA), empresa minera que se dedicaba a la explotación del oro desde los albores de la colonia y que intentaba reabrir la mina “Rosario de Araca”.

El Valle de Araca es una zona minera y agrícola, estando la primera actividad en manos de empresarios privados con capitales transnacionales y nacionales, y la segunda en manos de comunarios minifundistas aymaras que producen maíz, papa y haba. La organización comunal es de siempre, pero la del campesinado se forjó a partir de 1945, constituyéndose sindicatos, federaciones, subcentrales y centrales agrarias, estableciéndose una fuerte estructura sindical y corporativa, fortaleciéndose aún más a partir de 1953 con la Reforma Agraria. Sigue leyendo

Al pueblo boliviano no le sirve la falsa bandera de las elecciones

La presidenta Jeanine Añez y el MAS vienen haciendo pulseta para llevar adelante las elecciones desde antes de la pandemia. Foto: Periódico Oxígeno.

Estamos en contra de las elecciones porque no traerá ninguna solución al pueblo boliviano, porque es una bandera falsa, porque engaña a los sectores explotados dando esperanzas en el sistema y en “gobiernos legítimos” cuando la pandemia está exponiendo, con mayor fuerza, la crisis general del capitalismo y del imperialismo, que de lo que se trata es de derrocarlo y construir un sistema y sociedad nueva, radicalmente diferente.

Gabino Ingenio

22/06/20

La convocatoria a elecciones ha sido aprobada, a regañadientes, por la presidenta Jeanine Añez, quien ha responsabilizado a los demás candidatos por las posibles consecuencias de contagio y muerte que pueda suceder debido a la pandemia; sin embargo, esta lavada de manos no le quita la responsabilidad que tiene porque también actúa, como los conservadores, liberales y revisionistas, con cálculo político y viendo como esto afecta o no a su candidatura.

En medio de una crisis general, una mediocre administración de la crisis y un aumento significativo de los contagiados por el Covid-19 los sectores políticos han acordado llevar adelante las elecciones generales para el 6 de septiembre de este año. Con alguna excepción, todos los partidos se pusieron de acuerdo en hacerlo en este tiempo importando más el cálculo político que la salud de la población. El jefe nacional de epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, con referencia a esto ha dicho “En este momento hay que pensar en la gente que está muriendo. Se está muriendo la gente, no va a haber espacios en los hospitales, como no ha habido en ningún lugar del mundo”.

Que la política en el país tenga un manejo precario e improvisado, especialmente con un problema como el nuevo coronavirus que ha puesto en evidencia que lo último que han hecho los gobiernos (incluido el MAS) es invertir en salud, no es nuevo. No tenemos una cantidad grande de fallecidos como en algunos países vecinos, pero el sistema de salud ya ha colapsado. El departamento del Beni ha vivido una verdadera tragedia con pacientes que morían en la puerta de los hospitales, en las calles, con personal médico que al no tener medidas de bioseguridad se han contagiado y muerto. Sigue leyendo

El descalabro del Estado peruano y las necesidades revolucionarias

Enfermos protestan en Perú “El hospital parece un cementerio”. Foto: El Deber

En líneas generales, es el camino que ha seguido el país en estos últimos años, esas son las verdaderas razones por las que se atrevieron a usar todo tipo de crímenes contra la guerrilla, todos los métodos sucios que el imperialismo yanqui en particular ha diseñado para aplastar a un pueblo levantado, toda esa maquinaria monstruosa que arrasó pueblos enteros, mató, cremó en hornos nazis en el campo, fue usada para mantener los sucios negocios del gran capital a nombre de defender la democracia.

Julián Amaru

13/06/2020

La crisis del coronavirus en el Perú ha echado por tierra la propaganda que ha venido hablando de un país con un gran desarrollo económico, de gran emprendimiento, del boom de los negocios y la gastronomía, y mas aún, que esto ha beneficiado a todo el Perú.

Sin embargo los contrastes siempre han estado a la vista, ese gran desarrollo nunca llegó a los miles de niños desnutridos del país, a los pobres de las alturas y las zonas de la selva, a los vivientes de las barriadas de las grandes ciudades de la costa como Lima. Mientras la promoción habla de la aparición de grandes cadenas comerciales y todo tipo de servicios, los niveles de delincuencia son elevadísimos, reflejo de la enorme crisis social que vive ese país.

También se promocionó al Perú como un país donde la justicia era un modelo ejemplar, particularmente cuando condenó al criminal y genocida ex presidente Alberto Fujimori, en las cadenas de prensa internacional diversas organizaciones debatían sobre la “calidad” de la justicia y los juristas peruanos, mientras que, en el otro plano con el que se mide la “justicia”, contra los revolucionarios que se levantaron contra la opresión y la explotación, se les daba ominosas condenas, muchas de ellas sin ningún tipo de fundamento, con el único fin de mantenerlos presos, incluso cuando cumplieron sus condenas sobradamente, el objetivo, desde el enfoque del derecho penal del enemigo, ha sido sepultar en vida a los guerrilleros y esperar su muerte en las cárceles peruanas. Sigue leyendo

EEUU, la pesadilla americana

Las protesas en EEUU se desarrollaron con fuerza en varias ciudades. Foto: EFE

Un gobierno fascista como el de Trump y del fanático religioso Pence es el medio ideal para que la brutalidad policial, el racismo, la xenofobia y la aporofobia se instaure a través de lo que ellos conciben como el bien, el orden, la ley y dios.

Gabino Ingenio

7/6/20

El pueblo norteamericano se ha levantado en rebelión y protesta contra la brutalidad policial, el racismo y la opresión de centurias que ha ejercido y ejerce, ese puñado de millonarios sobre todo el país y en particular el pueblo negro.

El detonante ha sido el asesinato brutal de George Floyd en la ciudad de Mineápolis a manos de la policía local, 4 agentes lo detuvieron y uno de ellos, Derek Chauvin, aplastó su cuello durante casi nueve minutos quitándole la respiración mientras Floyd desgarradoramente decía “no puedo respirar”. El agente Chauvin cometió el crimen a pesar de estar siendo grabado e interpelado por la gente para que pare con la brutalidad. Sigue leyendo

Viejo vino en odre nuevo

07/06/2020

Publicado en boletinpandemia.blogspot.com el 10 de mayo de 2020


Por: Pedro Jankaquipa 
“Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo” 
CARLOS MARX 


La llamada izquierda latinoamericana durante la década de los 70 promovió y desarrolló una vieja y equivocada tesis sobre los gobiernos vigentes en la región, educando a su militancia y promoviendo en la población un falso discurso: democracia o dictadura, un falso debate que llevaba a los pueblos a luchar ilusamente por una democracia de papel exigiendo asambleas constituyentes y/o elecciones generales como acción política e ideológica contra los gobiernos militares instaurados en la mayoría de los países latinoamericanos y que llevaron adelante una acción coordinada en muchos casos (Plan Cóndor por ejemplo) para combatir el comunismo a nivel continental en el marco de una agresiva política imperialista digitada desde los Estados Unidos de Norteamérica. Sigue leyendo