Despojo y criminalización de los adivasi en la India central

Los adivasis, los más pobres y despreciados en la escala social india, están haciendo resistencia en sus territorios a los planes criminales del gobierno

Por: Stan Swamy

Análisis y Opinión

01/10/12

 

La India es un país promocionado por la academia oficial -junto a Brasil, Rusia, China y Sudáfrica (BRICS)- como un país con un gran desarrollo económico que está disputando la hegemonía norteamericana en ciertos ámbitos regionales; este país es también considerado la mayor democracia del mundo.

La India es sin embargo un país lleno de complejas contradicciones que echan por tierra estos títulos auspiciosos. El análisis de clase nos permite ver que la “democracia” y el “desarrollo emergente” son para un puñado de millonarios parásitos que han engordado económicamente gracias a la explotación de millones de personas que carecen de todo tipo de derechos civiles y políticos.

En el país del pacífico Gandhi se está desarrollando un movimiento popular armado de gran trascendencia que representa a esos millones de hombres y mujeres que están cansados de ser explotados, perseguidos, asesinados y víctimas del saqueo de sus territorios por parte de las grandes empresas transnacionales que cuentan con la connivencia del gobierno indio.

Para abordar esta temática compleja vamos a ir difundiendo artículos de diferentes autores comprometidos con el tema que nos permitan acercarnos de un modo objetivo. El contenido de estos artículos no necesariamente refleja nuestra opinión.

 

Despojo y criminalización de los adivasi en la India central

Por: Stan Swamy

Traducido por María Valdés

CEPRID

 

1. La triste historia de empobrecimiento de los adivasi: Unos cuantos ejemplos serán suficientes. Gladson Dungdung es un joven activista de derechos humanos y escritor. Su familia contaba con 20 hectáreas de tierra fértil en el distrito de Simdega, Jharkhand. Fue expropiado por la fuerza por el Gobierno para la construcción de una presa a un precio terriblemente bajo. La compensación para las 20 hectáreas de tierras fértiles de la familia se fue de 11.000 rupias. Aún para los estándares mínimos, debería haber sido por lo dos millones de rupias (unos 30.000 euros). Esto es sólo un ejemplo entre muchas privaciones de muchos. ¿No es empobrecimiento deliberado de un pueblo?

2. El Proyecto Suvernrekha en Chandil, Jharkhand, ocupó 43.500 hectáreas de tierras de las comunidades y desplazó a sus moradores, Moolvasi. Hace 27 años se decidió rehabilitar a estas personas y comunidades. Pero no se ha aplicado en casi la mitad de las aldeas. Sin embargo, la gente de estos pueblos ha perdido todo lo que tenían. Para colmo de males, la gestión del proyecto quiere cerrar las puertas radiales de la presa que inundará 44 aldeas. ¿No es esto un acto deliberado de la privación de un pueblo?

3. Heavy Electricals Company (HEC) en Rancagua desplazó a 12.990 familias y ocupó 9.200 hectáreas de tierra de adivasi, las comunidades Moolvasi. De esta cantidad, alrededor de 2.000 hectáreas de tierras han permanecido inactivas durante medio siglo. Este excedente de tierras por ley debe ser devuelto a los propietarios originales de la tierra. Pero el Gobierno no lo hace. ¿No es esto una violación deliberada de los derechos legales de un pueblo?

4. Durante las últimas cinco décadas, cerca de 1’7 millones de adivasis y Moolvasis han sido desplazados y se les ha pagado una compensación mínima por cerca de 2’4 millones de hectáreas de su tierra. De los desplazados, sólo el 25% han sido reasentados. El 75% restante han sido cuidadosamente olvidados. Todo este proceso de despojo se llevó a cabo sin ningún tipo de política de rehabilitación en su lugar. ¿No es esto un despojo deliberado de un pueblo?

5. La triste historia de la aniquilación de los adivasi: gigantes empresas nacionales y multinacionales están aterrizando en Jharkhand, Chhattisgarh, Orissa como leones devorando grandes extensiones de tierra adivasi / Moolvasi para saquear las riquezas minerales. Más de 100 memorandos de entendimiento entre el Gobierno y las empresas se han firmado en Jharkhand solo con la amenaza de tomar del 104.000 hectáreas de tierra. No hay una estimación de cuántos cientos de pueblos, cuántos miles de familias, de personas serán desplazadas. Todo esto se hace sin ninguna referencia a las compensaciones que es son un requisito según la ley de PESA. ¿No es esto un movimiento calculado por la clase dominante capitalista para empobrecer aún más a los adivasi / Moolvasi?

6. Después de haber sido empujados contra la pared durante todas estas décadas, los adivasi / Moolvasi han llegado a una etapa en la que ya no pueden retroceder más. Ellos han decidido tomar su vida de nuevo en sus manos. Los movimientos de resistencia son claros, emergentes, a través de los cuales han empezado a decir que su tierra no va a las empresas. En consecuencia, las grandes empresas no han sido capaces de imponerse en Jharkhand. Una afirmación clara del poder popular.

7. Y esto es lo que la clase dominante capitalista, el Gobierno indio, las sedes de las empresas, la clase media urbana, la burocracia no pueden tolerar. No pueden entender cómo y por qué los pobres adivasi / agricultores Moolvasi pueden desafiar el gran poder del Estado y las empresas multinacionales. Por tanto, han obligado al Gobierno indio a declarar la Operación Caza Verde contra los adivasi y Moolvasi. En realidad, lo que significa es una caza en los campos verdes y verdes bosques de la región tribal de la India central porque debajo de esos verdes campos y bosques había un tesoro de minerales de todo tipo. Y los poderes corporativos quieren saquearles por todos los medios. Si sigue adelante, las tribus de la India central desaparecerán. ¿No es esto un movimiento malicioso contra los pueblos indígenas de la India?

8. Ahora, ¿cómo hacer para llevar adelante este acto de aniquilación? Tiene que hacerse de una manera muy bien planificada para que la mayoría de la población, en general irreflexiva, lo asuma y el acto de exterminio parezca justificado. El terrorismo, el extremismo, el maoísmo, naxalismo y la urgente necesidad de hacerles frente es algo que continuamente aparece en los medios de comunicación electrónicos y de impresión y el público en general sin pensar asume la acción aniquiladora [de los adivasi] por el Estado como legítimo. El escenario está ahora preparado para el drama de acabar con los extremistas, vertiendo miles de fuerzas para-militares equipadas con armas sofisticadas, especialmente en aquellas zonas donde hay una población abundante de minerales.

9. Los pueblos cercanos a junglas o selvas están ocupadas por estas fuerzas mercenarias. Los edificios escolares están ocupados poniendo así fin a la educación de los niños del medio rural y por la misma razón la comida del medio día a los niños, la única para una gran mayoría de ellos, también ha desaparecido. Todos los jóvenes de estos pueblos se convierten en sospechosos, son capturados, maltratados, torturados, detenidos en el hábito de ser ’naxalitas’. Las mujeres jóvenes vestidas de salwar kamiz son consideradas como ayudantes de los naxalitas y obligadas a llevar saris o el uniforme escolar. Los hombres adultos también son golpeados porque no dan la respuesta esperada a las preguntas de las fuerzas de ocupación. A la gente no se les permite tener sus pequeñas reuniones y tampoco viajar fuera de sus aldeas. Las mujeres y los niños no pueden ir a la selva para recoger productos forestales menores. Por primera vez en la historia de las tribus, los bazares del pueblo están cerrando porque la gente no puede llevar los productos forestales para comprar y vender. Todo el pueblo está tenso y prevalece un sentimiento de temor.

10. ¿Cuánto tiempo vive la gente en ese ambiente? La triste realidad es que la pobreza se profundiza en las zonas rurales indígenas. A esto se suma el hecho de que el monzón no ha llegado como debiese los dos últimos años, y un pueblo que sobrevive con pequeños cultivos que apenas dan para comer. El hambre y la malnutrición es una cruda realidad. El índice de pobreza multidimensional (IPM) realizado recientemente por la Universidad de Oxford señala que en los ocho estados de la India central tiene más gente pobre que todos los países del África subsahariana en su conjunto. Su estimación de la pobreza en la India es la siguiente: el 81% de las tribus, el 66% de las castas, el 58% de otras castas atrasadas son pobres según las medidas del IPM. ¿Por qué el Gobierno no hace algo sobre esto en lugar de la caza a los hambrientos adivasi en el nombre la ‘caza de naxalitas’?

11. Por último, la policía y CRPF aplican indiscriminadamente la Ley de Prevención de Actividades Ilegales (UAPA) deteniendo hombres jóvenes en el interior de sus casas, de los bazares del pueblo. La mayoría de las veces uno no sabe qué les sucede. El proceso judicial de la llevar a las personas detenidas ante un juez dentro de las 24 horas ya no se realiza. Las áreas tribales de Jharkhand, Chhattisgarh, Orissa pueden ser consideradas claramente como un “Estado policial”. Los medios de comunicación electrónicos y la prensa están jugando al juego del gobierno. No se aplican las leyes que están a favor de los adivasi / Moolvasi, tales como los panchayats (ampliación a zonas reconocidas) de 1996, los derechos de las castas y otros habitantes tradicionales del bosque, de 2006. Así que el principio parece ser “matarlos de hambre, dispararles y acabar con ellos”.

Es difícil predecir qué les espera a los adivasi y Moolvasi en el centro de la India. Una cosa es cierta: la grandes empresas, la clase dominante capitalista, el Estado indio, la clase media urbana quieren ver el final de los Pueblos Indígenas de la India.

http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1512

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s