Todo el apoyo a la lucha de los obreros de Belo Monte

Trabajadores de Belo Monte bloquean carretera de acceso a las obras, la protesta es por mejores salarios y mejores condiciones laborales

Por: Liga Operaria

13/11/12

Compartimos un llamamiento de solidaridad con los trabajadores de Belo Monte, uno de los megaproyectos del gobierno brasileño que, aparte de desarrollarse en base a la sobre explotación de la fuerza de trabajo de los obreros, ha desplazado a comunidades indígenas y otras comunidades que se encuentran “dificultando” su implementación.

La lucha clasista, combativa contra la “progresista” administración de Dilma Rousseff y contra el sindicato amarillo es el único camino que tienen los obreros para arrancar derechos y beneficios. Nos sumamos a la solidaridad reproduciendo este llamado de la Liga Operaria.

Análisis y Opinión

Todo el apoyo a la lucha de los obreros de Belo Monte

Entre los días 9 y 12 de noviembre las obras de la Usina de Belo Monte fueron totalmente  paralizadas por una nueva revuelta obrera. Solamente en este año, la cantera de obras en el Rio Xingu, próximo a la ciudad de Altamira, en Pará, fue paralizada por lo menos cinco veces por huelgas, protestas de pueblos indígenas y poblaciones ribereñas locales.

Una vez más los obreros se rebelaron contra las pésimas condiciones de trabajo, los bajos salarios y el incumplimiento de sus derechos laborales por parte del Consorcio Constructor Belo Monte (CCBM), encabezado por la Andrade Gutierrez.

Las manifestaciones comenzaron el viernes (9) cuando los obreros tuvieron conocimiento de la propuesta miserable de CCBM de apenas 7% de aumento salarial. Hubo protestas en varios frentes de trabajo.

En ese mismo día, galpones de almoxarifado fueron incendiados en la cantera de obras. La prensa sensacionalista y los telediarios de la gran burguesía propalaban la versión dada por las empresas de que el incendio habría sido provocado por un “pequeño grupo de vándalos encapuchados”, intentando descalificar la justa lucha de los obreros por sus derechos. Las imágenes de las protestas y del incendio en las instalaciones muestran claramente muchos trabajadores en los locales de las protestas, siendo que algunos de ellos tenían el rostro cubierto.

Los obreros saben por experiencia propia adquirida en huelgas anteriores, no sólo en Belo Monte, sino en Jirau y Santo Antônio (RO), Suape (PE), Pecém (CE), etc. como la administración Dilma (PT) [Partido de los Trabajadores] y las fuerzas policiales reprimen, criminalizan, persiguen, detienen y torturan a trabajadores que participan de huelgas y protestas. Cubrirse el rostro es una de las pocas defensas que los trabajadores tienen contra las represalias y represión.

La situación se agravó cuando el sábado (10) los pelegos[i] del Sindicato de la Construcción Pesada de Pará (Sintrapav)/Força Sindical, sin discutir con la base, cerraron el aumento del 11% con la CCBM.

“En ningún momento esta propuesta fue discutida con las bases, fue un acuerdo a puertas cerradas entre el sindicato y la empresa, y los obreros se rebelaron. Ahí hubo una quiebra general” (http://www.xinguvivo.org.br). Nuevas protestas sucedieron, instalaciones y alojamientos fueron destruidos y quemados y los pelegos del sindicato fueron expulsados por los trabajadores del local.

Así como ocurrió en la revuelta de los trabajadores de las Usinas Hidroeléctricas de Jirau y Santo Antônio, en Rio Madeira (RO) ha ocurrido en todas las manifestaciones de trabajadores en todo el país, la Policía Militar y la Fuerza Nacional de Seguridad intervino rápidamente de forma truculenta, cercó el Sítio Pimental (principal cantera de obras de la usina) deteniendo y dejando varios heridos. “Hubieron detenciones y sabemos que hay trabajadores heridos, y estamos sin ningún apoyo del sindicatos y no sabemos cuántos son, quiénes son y dónde están” afirma Oliveira. (http://www.xinguvivo.org.br).

En la noche del domingo (11) los obreros tomaron las máquinas de la obra y cerraron un trecho de la Autopista Transamazónica que da acceso a las canteras, impidiendo que hubiese trabajo el lunes. Debido a esta postura de combatividad de los trabajadores, la CCBM dio día libre a todos los obreros en la tentativa de desmovilizar la huelga. Varios obreros libres fueron abandonados en la orilla de la carretera,  tuvieron que caminar varios kilómetros hasta conseguir carros y tuvieron que dormir en el monte hasta conseguir algún transporte.

Los trabajadores exigen aumento salarial, ticket de alimentación, nivelación salarial entre los trabajadores de las canteras y el cambio de reglas de la bajada (tiempo de descanso de la producción para visitar a sus familias y ciudades de origen).

Todas esas son reivindicaciones planteadas en huelgas anteriores y ninguna de ellas fue atendida por el billonario Consorcio de empresas.

Cerca de 15 mil obreros trabajan en la usina y son sometidos a pésimas condiciones de trabajo. Es inaceptable que una de las mayores obras en marcha en el país que tiene previsto un gasto de 25 billones de reales someta a tales condiciones de súper explotación a los obreros que son, además de seres humanos y trabajadores honestos, pieza principal para que tal proyecto se realice. En 2013 habrá una gran contratación de obreros en Belo Monte y se estima que esa obra, una de las mayores del PAC[ii] que el gobierno federal tendrá en el año, van a ser 23 mil contratados.

Asimismo con toda la represión policial que tiene cercada la cantera de Pimtental y con las amenazas de despidos sumarios de la CCBM, los obreros continúan paralizados y discuten la posibilidad de una huelga general.

¡Abajo la criminalización de la justa lucha de los obreros de Belo Monte!

¡Abajo la represión! ¡Fuera la policía de las canteras de obras!

¡Viva la lucha clasista y combativa!

¡Todo el apoyo a la lucha de los obreros de Belo Monte!

Liga Operaria, São Paulo, 13 de noviembre de 2012


[i] Piel de oveja que se coloca al caballo para montar y amortiguar la sentada. Políticamente sirve para calificar a dirigentes incrustados en el movimiento popular pero aliados del gobierno que buscan quebrar sus luchas y encaminarlos dentro de los intereses gubernamentales o la patronal negociando a espaldas de sus bases. Se trata de dirigentes oportunistas, reformistas o revisionistas que buscan castrar los objetivos clasistas del movimiento popular, aislar las posiciones revolucionarias y amortiguar las contradicciones de clase. Una forma de hacer esto es exigiendo al movimiento popular centrarse en las demandas “estrictamente reivindicativas” y “no hacer política”. Este adjetivo cae como anillo al dedo a los dirigentes masistas (a los revisionistas del PC o el PCML, incrustados en el movimiento popular boliviano que repiten como muñecos de ventrílocuo el discurso trillado del gobierno de Evo que los dirigentes sindicales no deben hacer política. A la política que difunde el régimen del MAS en el pueblo se la puede caracterizar de “peleguismo”. NdT

[ii] Programa de Aceleración del Crecimiento, un millonario programa de inversiones inaugurado por el gobierno de Lula que invertirá principalmente en producción de energía. NdT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s