El show electoral y los cubileteos políticos en Bolivia

Vecinos de la ciudad de Viacha piden la destitución del candidato por el MAS, Ruben Chambi Mollericona, quien tiene 15 procesos judiciales

Por: Análisis y Opinión

7/10/14

Valerse de artificios para lograr un fin, ese es el trabajo de los candidatos en estas elecciones, ofrecer todo y hacer todo para conseguir el voto, incluso hasta las cosas más ridículas y vergonzosas.

Compra venta de candidatos y oportunismo electorero

Tal como habíamos afirmado en las pasadas ediciones la carrera electoral es el espacio de compra y venta de lealtades políticas, un mercado abierto para poner en oferta la capacidad de arrastrar votos a una determinada tienda política, y no hemos tenido que esperar mucho para que la realidad confirme nuestras afirmaciones, ya que aparecieron las denuncias de compra de candidatos. Esto lo hizo el Movimiento Sin Miedo que dijo que el partido de Evo Morales había ofrecido dinero y cargos en la administración pública para que sus militantes se cambien de partido, incluso un candidato “sin miedo” declaró que Evo Morales le había insinuado un cargo en el gobierno para cambiarse de bando.

Han sido varios dirigentes del partido de Juan del Granado que se pasaron en bloque al MAS de Morales. Pero el MSM no ha sido la única tienda que “aportó” militantes al MAS. Aunque las razones no son públicas miembros de partidos abiertamente reaccionarios ahora aparecen como candidatos de importancia en el MAS. Ya mencionamos el caso de Ciro Zabala, candidato a primer senador por el MAS en Cochabamba, alguien que es calificado como mirista (MIR, partido oportunista conocido como neoliberal) de toda la vida, y Romina Pérez, militante del partido de Manfred Reyes Villa hasta no hace mucho. En Santa Cruz se encuentra Carlos Subirana, ex miembro de UCS y ministro en el gobierno del dictador Bánzer, en este departamento también el MAS fue protagonista de una alianza con militantes del reaccionario partido de Bánzer, Acción Democrática Nacionalista, al mismo estilo de la alianza que hicieron con un sector de la fascista Unión Juvenil Cruceñista.

Recientemente en Tarija, Francisco Navajas, connotado emenerrista (MNR, partido de Gonzalo Sánchez de Lozada) y rabioso antimasista, apareció como candidato a senador por el partido de Evo Morales. Esta es una pequeña enumeración de personajes reaccionarios, entre muchos otros, que ahora son parte del “proceso de cambio”.

Prebenda y show ridículo

Pero es la prebenda la que manda en la oferta electoral, quien piense que las elecciones se definen por la discusión de programas es de otro planeta. Los “pensadores del MAS” antes cuestionadores de las campañas prebendales de la política tradicional hoy son los actores por excelencia de esta forma de hacer política; las concentraciones son atraídas con rifas y regalos de todo tipo, en un nivel mucho mayor se promete de manera mentirosa regalos en escenarios armados pomposamente y difundidos con una campaña millonaria en los medios televisivos, tal es el caso del regalo de computadoras a los estudiantes de colegio, que no fue otra cosa que una estafa porque inmediatamente después de posar con las computadoras los estudiantes fueron despojados de dichos artefactos.

Los candidatos también están dispuestos a hacer el ridículo en televisión, por ejemplo el candidato a senador por el MAS en Santa Cruz, Carlos Romero, estuvo en un programa de revista de la red Unitel donde compitió con el presentador y cada vez que perdía se dejaba tirar con agua en la cara protagonizando una auténtica parodia circense.

Candidatos de todo calibre

Y si de tipos de candidatos se trata el proceso de elecciones ofrece postulantes de todo tipo. Hay los candidatos misóginos y retrógrados, los que creen que la violencia contra la mujer es responsabilidad de las mujeres o también los candidatos que gustan de participar en fiestas con desnudistas como Remigio Condori que postula por el MAS en El Alto. También tenemos los candidatos que no viven ni votan en la circunscripción por la que candidatean, tal es el caso de la ex fiscal (mediocre ficha judicial del MAS) Betty Yañiquez que a pesar de estar registrada con una dirección y lugar para votar diferente a la zona donde candidatea no tiene ninguna observación de parte del “imparcial” Tribunal Supremo Electoral. Pero el caso de ripley lo protagoniza otro candidato del MAS, Rubén Chambi Mollericona quien es candidato por la circunscripción 19 y en vez de tener un currículum lo que posee es un amplio prontuario delictivo, este sujeto está implicado en por lo menos 15 juicios por los delitos de robo, estafa, lesiones graves, hurto, robo agravado, allanamiento de domicilio, falsedad material, dos casos por asesinato y uso indebido de influencias. Esto es algo que no es de extrañar porque en el MAS hay diputados con sentencia ejecutoriada como es el caso del diputado Gallego, el mismo que anda amenazando con propinar chicotazos a quienes voten cruzado en el área rural.

Esta es la democracia que ofrece la vieja estructura política que no se ha renovado mucho con el proceso de reestructuración estatal que ha llevado adelante el MAS, por el contrario, pasada la euforia de las primeras reformas volvemos a ver en este Estado las viejas prácticas políticas reaccionarias (prebenda, coacción, persecución, corrupción, etc.) que siempre se usaron con el fin de “ganar” el voto ciudadano para legitimar la opresión de clase y la explotación capitalista.

Anuncios

One thought on “El show electoral y los cubileteos políticos en Bolivia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s