La cúpula corrupta del MAS provoca la muerte de 6 personas en El Alto

Así amaneció la puerta de la alcaldía de El Alto, con duros carteles que dien Evo asesino. Foto: Periódico La Razón

Análisis y Opinión

18/02/16

La ciudad de El Alto vivió una jornada dura por la muerte de 6 personas funcionarias de la alcaldía Municipal de esa ciudad y casi una veintena de heridos producto del ataque de dirigentes del Movimiento al Socialismo (MAS) que quemaron las oficinas con personas adentro. Esto se produce en medio de la coyuntura electoral que va a decidir las pretensiones prorroguistas del caudillo Evo Morales.

El uso de grupos de choque en la movilización política es el modus operandi del MAS a la hora de arremeter contra sus opositores. Recordemos por ejemplo la incursión de hordas masistas a la Universidad San Simón de Cochabamba para quemar la Federación Universitaria Local contraria al régimen de Morales, esos matones de las Juventudes del MAS luego fueron protegidos por la policía y liberados de toda culpa. Cosa similar acaba de ocurrir con la protesta convocada por la Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE) junto a dirigentes de padres de familia en contra de la opositora alcaldesa Soledad Chapeton de la ciudad de El Alto.

La movilización terminó con el incendio de la oficina jurídica de la alcaldía con 6 personas muertas y cerca de 20 heridos. La modalidad (modus operandi) sigue el libreto del MAS: mover a las bases por demandas bajo el control corporativo, viejos dirigentes corruptos los llevan a la movilización, inexistencia de presencia policial, grupo de choque para hacer el ataque.

La población alteña, a través de los medios, ha denunciado que muchos dirigentes iban dispuestos a quemar la alcaldía, videos difundidos muestran a militantes del MAS, ex candidatos a concejales que dirigían la movilización, incitaron a la toma de los predios municipales. Dirigentes corruptos de la gestión anterior, del ex alcalde del MAS Edgar Patana, estuvieron presentes y son instigadores del derribo de puertas y quema de oficinas.

Las oficinas que fueron quemadas pertenecen a la dirección jurídica de la Alcaldía, ahí donde estaban archivados los documentos de prueba que sustentarían el proceso a los ex dirigentes del MAS que trabajaban con Patana por hechos de corrupción, así como la contratación de 120 funcionarios fantasmas. Sobre esto también los videos muestran a personas irrumpiendo directamente a sacar estos documentos y computadoras para luego quemarlos en las puertas bloqueadas en la alcaldía.

Mientras ocurría esto la policía que había sido convocada por la alcaldía no apareció. Inicialmente la reacción del mando policial ante el reclamo de periodistas que fueron testigos de esta ausencia fue el silencio. Luego ya en declaraciones oficiales el comandante junto al Ministro de Gobierno tenía armado su argumento “la policía y los bomberos rescataron a los funcionarios que estaban atrapados en los predios que se estaban quemando”, jamás explicó por qué la policía tardó dos horas en llegar al lugar cuando ya habían muertos por intoxicación del humo, cuando habían bebés en situación de riesgo porque muchas madres asisten a trabajar con sus bebés porque existe una ley aprobada por este gobierno para dar esa facilidad a las madres de niños en época de gestación.

Sin embargo en otro momento el comandante había reconocido que sus funcionarios estaban destinados a otros actos, cuáles son estos “otros actos” no lo dice pero se refiere al cierre de campaña de Evo Morales y sus funcionarios que se concentraron en la zona sur de la ciudad. Aun así, la policía y el gobierno tenían conocimiento de lo que sucedería en el Alto y no hicieron nada, testimonios de la población señalan que los funcionarios pidieron insistentemente ayuda a la policía que estaba a dos cuadras de la Alcaldía pero no acudieron, hay un testimonio de una vendedora que vio como la gente atrapada pedía ayuda y que colocaba carteles de “PAZ” en las ventanas, esta señora declara que pidió a los manifestantes que estaban quemando la puerta que se detengan porque hay personas que se están quemando, pero obtuvo por respuesta la agresión de parte de los dirigentes del MAS, esta señora incluso al verse en peligro fue al comando policial a dos cuadras de los hechos a pedir ayuda y explicar lo sucedido, pero obtuvo por respuesta de los policías “no tenemos instrucciones para ir a intervenir la manifestación”.

Otra imagen de video muestra a los dirigentes que azuzaban la manifestación impidiendo la entrada de los bomberos para apagar el fuego, también registra la poca insistencia de éstos y su retiro. La policía llegó cuando las personas estaban saliendo por las ventanas y los techos, cuando funcionarios de afuera y algunos pobladores estaban intentando ayudar a las víctimas, la policía llegó a gasificar a esta gente cuando las muertes ya se habían producido, a pesar de todo esto el Ministro de Gobierno, César Romero y su viceministro Marcelo Elío tratan de limpiarse las manos diciendo que “la policía fue la que rescató a las víctimas”.

Otro hecho que también fue registrado por los videos publicados en los medios fue la agresión de los dirigentes del MAS a los periodistas, incluso periodistas de los medios para oficiales. En estos videos se ve claramente a los dirigentes persiguiendo a periodistas, intentando tapar sus cámaras, golpeándoles con lo que tenían en la mano. La prensa ha denunciado esta agresión, incluso el lanzamiento de piedras contra ellos.

Los hechos muestran con claridad que la marcha organizada por los dirigentes del MAS fue planeada para generar problemas a la alcaldesa y aprovechar para quemar evidencia en su contra. Usaron para esto a los padres de familia, muchos de los cuales han llamado a las radios para denunciar varias cosas: que fueron obligados a marchar bajo amenaza de multa de 100 bolivianos, las evidencias del control corporativo están reflejadas en los sellos que se hicieron en las manos de los manifestantes y que han mostrado a los medios, estas mismas personas han denunciado que en la manifestación habían dirigentes del MAS que no eran miembros de los padres de familia pero estaban haciendo campaña por el SI en favor de Evo Morales, han señalado que habían dirigentes de las Bartolinas afines al gobierno, ex dirigentes o candidatos del gobierno que teóricamente nada tendrían que hacer ahí, incluso se publicó una fotografía tomada por el periodista Gary Ramírez del auto del Marcelo Elío, el viceministro de gobierno, y señala que éste “llego a la marcha de los padres de familia de El Alto”.

En muchas fotos publicadas aparecen altos miembros del MAS de El Alto y dirigentes cuestionados por hechos de corrupción entre ellos los ex funcionarios de la alcaldía Henry Alcón y la señora Nelly Mamani, un ex candidato del MAS que tiene fotos con Evo Morales, Wilmer Sarzuri, los hijos de Braulio Rocha, cuestionado dirigente corrupto aliado del gobierno que es dirigente eterno de los gremiales de El Alto y conocido chantajeador y lumpen.

Merece especial atención el señor Marcelo Elío quien de la manera más rastrera y canalla declaró en El Alto, a pocas horas de conocerse las muertes, que se trató de un autoatentado, que los muertos son obra de la Alcaldesa, que son obra de Gonzalo Sánchez de Lozada y de los partidos opositores. Esta versión fue publicitada por una diputada y un pseudo intelectual masista además de los agentes pagados por el gobierno que suelen hacer campaña en las redes y son conocidos por ello. Esta declaración del señor Elio, que ha ido variando a medida que pasaba el tiempo, ha insultado el dolor de los familiares de los muertos y es totalmente insostenible. Para desmentir a este sujeto basta recordar que el partido de Goni está apoyando a Evo Morales en su campaña por el SI, además de otros partidos resaccionarios como el ADN de Bánzer.

Este sujeto, en su ridícula pretensión construir un argumento, cuestiona el que se cerraran las puertas de la alcaldía y que por eso no puedan salir los funcionarios, lo que este miserable no dice es que en todos los conflictos estas instituciones cierran sus puertas y se atrincheran, porque los manifestantes están en las puertas por fuera e intentan ingresar y en el calor del conflicto pueden agredirlos. Los funcionarios apelando a la costumbre se quedan dentro hasta que pase el conflicto y luego se retiran, además hay que agregar que esas oficinas tenían documentación que comprometía a los dirigentes corruptos del MAS y por eso había que resguardarla.

Un par de mujeres testigos de los hechos que fueron agredidas han relatado en un medio de comunicación conocido que los manifestantes cercaron la única puerta existente y por eso la guardia municipal la cerró y trataron de resguardarse, sin embargo, los manifestantes luego de muchos golpes rompieron la puerta e ingresaron y golpearon no solo a funcionarios sino a personas que estaban haciendo trámites, una testigo identificó entre los golpeadores a la ex funcionaria del MAS, Nelly Mamani, (ex directora de género y gestión social) además que los azuzadores estaban con palos y gasolina en mano para quemar las instalaciones. Los que ingresaron fueron directamente a quemar la documentación sumariante en contra de los dirigentes corruptos. La alucinante hipótesis de Elío busca ocultar la responsabilidad de la dirigencia del MAS.

Los testigos han dicho que vieron a los funcionarios pidiendo auxilio a la policía, incluso a sus amigos y familiares mediante las redes, una de ellas llamó por teléfono a la policía y obtuvo por respuesta “¿dónde queda la alcaldía?”, otra de las testigos dicen que luego de que los manifestantes los golpearon con palos y piedras empezaron a quemar la documentación sumariante y su reacción fue echar agua para apagar el fuego, desmintiendo así la hipótesis de Elio que señala “los funcionarios provocaron a los manifestantes porque les echaron agua hervida”, este increíble invento cae en el ridículo como si los funcionarios hubieran tenido tiempo de ir a hacer hervir el agua para provocar a los “pacíficos manifestantes”.

Los testigos han revelado algo que los dirigentes masistas han querido ocultar, que estos han ingresado a los predios y han golpeado brutalmente a algunos funcionarios, esos funcionarios aparecieron muertos por intoxicación del humo, es probable que productos de los golpes no hayan intentado salir o no hayan podido y luego hayan muerto por el humo. El dirigente masista que dirigió la movilización, Henry Alcón, declaró a un medio de prensa que ellos se habían retirado pacíficamente y que no sabe nada de lo que pasó después, que habían unos jóvenes provocadores y por eso se retiraron, sin embargo, los testigos dicen que los dirigentes entraron encabezando la turba y golpearon a funcionarios, estos testigos vieron al abogado Juan Laura golpeado en suelo con hematomas, Juan Laura es uno de los fallecidos por intoxicación, esto puede explicar la interrogante de los familiares del abogado quienes dudan de la versión de los doctores porque éste muestra evidentes señales de golpiza.

La versión de los testigos también desmiente la posición de la policía, ellas dicen, “ningún policía rescató a los encerrados, fueron los bomberos los que entraron y apoyaron” y que los policías se hicieron presentes después de las 12 del día, casi a tres horas de iniciada la protesta.

Pero la denuncia más grave que se suma a los reportes es la presencia de Marcelo Elío cerca de la alcaldía a las 8 de la mañana, una de las testigos señaló que lo conoce y que inclusive la saludo, eso explica que cuando sucedieron los hechos él fuera la primera autoridad del Estado en ser abordado por periodistas casi al mediodía cuando todavía no había otras autoridades en el lugar y también explica el posteo en twitter que hizo el periodista Gary Ramírez sobre la presencia de Elio cuando se armaba la marcha de los dirigentes del MAS.

Las declaraciones de la población echan por tierra la bastarda hipótesis de Elío, hipótesis que ha pretendido sostener el Ministro de Gobierno Carlos Romero evidenciando que ésta es la hipótesis del gobierno y que otros ministros sostienen indirectamente. Por el contrario lo que sí parece una hipótesis cierta es que Elío estaba ahí por orden del gobierno para coordinar las acciones de los manifestantes, que Elío tenía coordinación con los dirigentes que asaltaron la alcaldía y por eso tenía información de primera mano como el asunto del cierre de las puertas y la falsa agua hervida, este sujeto es quien tenía que dar la orden para la acción policial y no la dio, estaba esperando a que los manifestantes les “den un susto” a la alcaldesa (una fuente del MAS dio esta información) sin embargo, como el asunto se le fue de la mano, para ocultar su responsabilidad y encubrir al gobierno, armó la hipótesis del autoatentado.

La población de El Alto ha dicho “no nos crean imbéciles, nosotros nos conocemos y sabemos quiénes son”, ellos han señalado que esto estaba ya planificado, el MAS estaba trabajando entre dirigentes, entre los que se encuentra Braulio Rocha, en acciones para desprestigiar a la oposición y el blanco era la alcaldesa de El Alto justo el día de cierre de la campaña por el NO a la re elección de Evo Morales y Álvaro García Linera. El MAS tiene esta necesidad porque se encuentra en medio de escándalos de corrupción por el Fondo Indígena y por las denuncias que implican a Evo Morales en tráfico de influencias con su ex pareja.

Una vez más el gobierno ha anunciado una investigación, ya detuvo a cuatro jóvenes, uno con antecedentes, irónicamente el comandante de la policía ha prometido dar con los responsables, pero a quienes no se va a tocar, porque así no han insinuado las autoridades, es a los verdaderos responsables: a los corruptos dirigentes del MAS, a la policía boliviana y a los responsables políticos del Ministerio de Gobierno, entre ellos al canalla Marcelo Elío.

Los rasgos fascistas del régimen son cada vez más evidentes, no solo por la aplicación de una violencia reaccionaria que recae sobre la población pobre, no solo por el desprecio de sus funcionarios a los muertos producto de sus hechos, sino por toda la política corporativa reaccionaria de control al movimiento popular que lo usa como tropa de choque dentro de sus cálculos políticos donde finalmente las bases son los que ponen los muertos.

Este régimen reaccionario que se llena la boca de revolucionario ha mostrado una vez más su negra, arrogante y criminal cara y ha sumado crímenes contra el pueblo, la impunidad se impondrá una vez más y ningún dirigente será procesado porque esa lacra corrupta y prebendal le sirve como horda azul a los planes gubernamentales.