Las alianzas oportunistas y reaccionarias del MAS

El ex ministro Carlos Romero, alto jerarca del MAS y ex ministro de Evo Morales presenta a sus nuevos aliados de la ADN, el partido del ex dictador sangriento Hugo Bánzer Suárez

Por: Análisis y Opinión

11/09/14

Las elecciones generales son un gran mercado de compra y venta de lealtades políticas, ya lo hemos afirmado anteriormente, y la actual campaña electoral es un gran laboratorio pedagógico en ese sentido.

Muchos candidatos han decidido saltar de un bando a otro, la mayoría viendo la tienda política ganadora y recogiendo ofertas lanzadas públicamente que seguramente se traducirán en algún puesto en el gobierno en el futuro o en alguna cuota de poder. De esa forma hemos visto militantes del candidato Samuel Doria Medina (Unidad-demócratas) pasarse al Partido Demócrata Cristiano (PDC) del ex gobernante Tuto Quiroga y candidatos y militantes del Movimiento Sin Miedo (MSM) del ex alcalde Juan del Granado al Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales. Sigue leyendo

Anuncios

Represión en Chaparina y las alianzas reaccionarias de Evo Morales

Chaparina es el caso que desnuda al Estado por la impunidad y criminalidad con la que actúa, la represión ordenada por Evo y ejecutada por su ministro fascista Sacha Llorenty

Análisis y Opinión

11/10/13

 

Ha pasado más de dos años de la brutal represión a los indígenas en Chaparina que ordenó el gobierno de Evo Morales cuando éstos protagonizaban una marcha contra las pretensiones del gobierno de construir una carretera por medio de su territorio; a pesar de que el vicepresidente Álvaro García dijo que sabían quién dio la orden para la represión y el gobierno en su conjunto prometió justicia contra este hecho criminal, a la fecha no se ve un atisbo de avance del proceso y al contrario hay una permanente obstaculización del mismo por parte de los fiscales encargados del caso. Un sólo jefe policial fue cautelado con mucha suavidad y un par de autoridades políticas fueron sindicadas pero nunca cauteladas. La mayoría de los jefes policiales que dirigieron el operativo represivo fueron premiados con la Comandancia de la Policía y el entonces ministro de gobierno, el fascistoide Sacha Llorenti, recibió del gobierno el cargo de embajador de Bolivia ante NNUU, una buena recompensa por sus servicios en contra de los indígenas del TIPNIS.

La justicia prometida no ha llegado a los indígenas, todo lo contrario, los dirigentes que fueron brutalmente golpeados por la tropa policial dirigida por el ex ministro Sacha, hoy sufren la persecución judicial y han permanecido restringidos de su libertad por más de 80 días por una amenaza de detención de la fiscalía que finalmente no se concretó. Así de aberrante es la política y la justicia en el “Estado Plurinacional” de Evo Morales. Sigue leyendo