La “democracia plurinacional” ni seda, ni nueva pollera

El Tribunal Supremo Electoral destacó por su parcialización con el gobierno de Morales y apañó el fraude para que el MAS consiga los 2/3 en el poder legislativo

7/11/14

Pasaron las elecciones generales en medio de fraude y papelones del Tribunal Supremo Electoral. El triunfo de Morales estaba cantado y estaba definida la renovación del aparato estatal a través del MAS, lo que estaba en juego eran los intereses de los grandes sectores conservadores que son parte del gobierno, nos referimos a la gran burguesía, los terratenientes y el imperialismo.

A pesar de tener ganada la elección el MAS se empleó a fondo para garantizar los dos tercios en la Asamblea Legislativa. Fue escandalosa la forma en que el “tribunal” manejó el proceso por innumerables denuncias de fraude; las denuncias se realizaron en varios departamentos e iban desde irregularidades hasta clonación de actas. Otro tema fue la incapacidad del “tribunal” de cumplir los plazos que se planteó para entregar los resultados, hizo un papelón que escandalizó incluso a los observadores internacionales. Por supuesto que estos no han hecho ninguna declaración oficial al respecto porque obedecen a las relaciones de Estado y su visión de mantener la “buena salud” de las instituciones estatales, en este caso la del “tribunal”.

Lo interesante del proceso ha sido que las autoridades electorales han tenido que tragarse toda la propaganda difundida por los medios acerca de las bondades de la democracia burguesa, de la transparencia, del voto ciudadano, de la soberanía, etcétera, el papelón jugado por este tribunal va a quedar grabado en la historia del viejo Estado reaccionario como uno de los más parcializados por un partido en el poder. Sigue leyendo

Anuncios