Latifundio en Brasil asesina y persigue a dirigentes campesinos

Siguiendo la política del gobierno de Lula la nueva administración del gobierno brasileño, en manos Dilma Rousself, continúa apañando la práctica asesina de los latifundistas. Muchos dirigentes campesinos que luchan consecuentemente por la tierra han muerto y siguen muriendo, son perseguidos y encarcelados. Esta práctica sistemática del poder gamonal en Brasil se desarrolla en complicidad con las autoridades del Estado y pone al descubierto la esencia reaccionaria del Estado y su demagógica careta de “gobierno progresista”.

En solidaridad con la causa del movimiento campesino brasileño reproducimos esta denuncia realizada por la Asociación Brasileña de Abogados del Pueblo (ABRAPO) y la Asociación Internacional de Abogados del Pueblo, y sumamos nuestra voz de protesta en contra de la política represiva del Estado brasileño.

Análisis y Opinión.

Marzo de 2012 Sigue leyendo

Anuncios

El “proceso de cambio”: reformas dentro del viejo sistema

La asamblea constituyente y la ficción de fundar un nuevo país

La entrada de Bolivia en el siglo XXI estaba marcada por una profunda crisis general del Estado. Esta crisis reflejaba el fracaso del programa neoliberal implantado en 1985 y profundizado en 1994 durante el primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (Goni). En un periodo de más de 15 años el modelo ya no podía reproducirse eficazmente y se debatía en una profunda crisis.

Esto abrió un periodo de protestas y agudización de la lucha de clases, sus momentos exponentes fueron la guerra del agua, los levantamientos indígena-campesinos del altiplano y la rebelión popular del pueblo alteño el 2003 que fue el momento de quiebre de la gestión del programa neoliberal. Se abre entonces un periodo de transición con dos gobiernos fugaces. Sigue leyendo

Operación militar ideológica contra pueblos indígenas para aprobar carretera de las transnacionales

Los militares incursionaron en el TIPNIS para entregar las prebendas del gobierno

Así como EEUU envía militares a distintos pueblos del mundo en supuestas misiones médicas o caritativas, es decir en una guerra de baja intensidad que pretende acabar con el odio del pueblo a un ejército asesino, así está enviando el gobierno de Evo Morales a los militares del viejo Estado boliviano a incursionar en el TIPNIS con la pantalla de atención médica, regalos (prebendas) y ayuda técnica.

Después de seis años timoneando el aparato estatal y muchísima propaganda sobre el “proceso de cambio”, ahora las autoridades del gobierno admiten que en las comunidades de los pueblos amazónicos existe tal pobreza que hasta los maestros duermen a la intemperie por temor a que sus derruidas chozas se les caigan encima. Pero tampoco esta vez el “descubrimiento” tiene intenciones honestas de remediar el problema pues solo se usa para justificar la incursión de militares a un territorio preciado en este momento, ¿casualidad?, para los intereses del Estado boliviano y los capitales imperialistas. Sigue leyendo