El triunfo del No es una derrota que Evo Morales no podrá digerir fácilmente

En Potosí un cabildo de la población rechazó los estatutos del gobierno

Análisis y Opinión

27/09/2015

 

Las elecciones para sancionar estatutos autonómicos del pasado 20 de noviembre han sido sin lugar a dudas un contundente golpe al gobierno de Evo Morales. La consulta fue hecha en cinco departamentos, municipios y territorios indígenas. Lo más resaltante de la jornada fue el triunfo del NO en éstos departamentos donde el gobierno hizo en solitario una campaña por el SI.

Los elementos previos que precedieron a esta derrota están inscritos fundamentalmente en la dinámica política coyuntural: disputa entre gobierno y oposición, de un modo particular en el departamento de La Paz, y en Potosí en el marco de la lucha del pueblo potosino con el gobierno por la no solución de sus demandas y la burla de Evo Morales a sus luchas. Sigue leyendo

Represión y más represión es la respuesta de Evo Morales a las demandas del pueblo boliviano

23/08/15

Análisis y Opinión

 

El pasado martes 18 el gobierno ordenó una brutal represión contra el bloqueo que realizaba el pueblo indígena Takovo Mora de la región Yateirenda que reclamaban la realización de la consulta previa indispensable según la constitución política del país para realizar cualquier proyecto de exploración o explotación de recursos hidrocarburíferos que afecten a su territorio.

La respuesta del gobierno ha sido la misma que emplea con los sectores populares que luchan por sus derechos; la gasificación brutal afectó a mujeres y niños, la policía detuvo a personas de forma indiscriminada, incluso llegaron a la misma población rompiendo parabrisas de autos y entrando a las casas para detener a diestra y siniestra incluso a menores de edad. Sigue leyendo

Casta corporativa, la rancia dirigencia del “proceso de cambio”

Los miembros del Pacto de Unidad, directores del fondo indígena y responsables de la malversación millonaria, su proceso avanza a paso de tortuga
Los miembros del Pacto de Unidad, directores del fondo indígena y responsables de la malversación millonaria, su proceso avanza a paso de tortuga

 

Análisis y Opinión

29/05/15

El gobierno de Morales proclama al mundo que es el gobierno de los movimientos sociales y para ello cuenta con la “colaboración” de dirigentes que provienen de las organizaciones populares, en particular campesinas, que cumplen la función de legitimar este discurso. Sigue leyendo

El gobierno va por el control de la Asamblea de Derechos Humanos

Con la intervención a Derechos Humanos, el gobierno de Evo Morales busca ocultar su responsabilidad en los casos de agresiones y muerte como Caranavi, Chaparina y otros actos contra el movimiento popular

Análisis y Opinión

20/01/14

 

Como sólo sucedió en época de los gobiernos militares, el gobierno de Evo Morales, en su política fascista y corporativa, ordenó el viernes la intervención de las oficinas de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos con agentes uniformados y de civil de la Policía Nacional con el propósito de amedrentar e impedir la realización del XX Congreso Ordinario que la Asamblea de DDHH de La Paz. La intención concreta es impedir la renovación del directorio de la Asamblea de La Paz, presidido por la activista Amparo Carvajal, que se ha convertido en una molestia por las denuncias de las violaciones a los derechos humanos cometidas en esta gestión gubernamental. Sigue leyendo

El Conamaq y la política corporativa del gobierno

Miembros del Conamaq y activistas de derechos humanos fueron golpeados durante la irrupción de un grupo del MAS en la sede del Conamaq

Análisis y Opinión

19/12/13

Nuevamente el gobierno arremete contra otra organización indígena, en este caso se trata del Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu) al que pretende tomar por la fuerza a través de un insignificante grupo de dirigentes masistas que, en estado alcohólico, el pasado 10 de diciembre, irrumpieron en las oficinas de esta organización golpeando e hiriendo a varios de sus miembros. Evo Morales ha desarrollado toda una política de asalto, división y paralelismo entre las organizaciones indígenas y populares, su objetivo es el control corporativo para acallar toda disidencia y, a través de dirigentes altamente prebendalizados, presentarse como el “gobierno de los movimientos sociales”. Sigue leyendo