El Conamaq y la política corporativa del gobierno

Miembros del Conamaq y activistas de derechos humanos fueron golpeados durante la irrupción de un grupo del MAS en la sede del Conamaq

Análisis y Opinión

19/12/13

Nuevamente el gobierno arremete contra otra organización indígena, en este caso se trata del Conamaq (Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyu) al que pretende tomar por la fuerza a través de un insignificante grupo de dirigentes masistas que, en estado alcohólico, el pasado 10 de diciembre, irrumpieron en las oficinas de esta organización golpeando e hiriendo a varios de sus miembros. Evo Morales ha desarrollado toda una política de asalto, división y paralelismo entre las organizaciones indígenas y populares, su objetivo es el control corporativo para acallar toda disidencia y, a través de dirigentes altamente prebendalizados, presentarse como el “gobierno de los movimientos sociales”. Sigue leyendo

Anuncios

Doble aguinaldo: demagogia y recaudación de fondos electorales

Los masistas están anunciando insistentemente que pedirán doble aporte a los funcionarios estatales. Foto: enlacesbolivia.com
Los masistas están anunciando insistentemente que pedirán doble aporte a los funcionarios estatales. Foto: enlacesbolivia.com

Análisis y Opinión

12/12/13

Cuando los sectores populares organizados luchan por más salario el gobierno los suele acusar de ser un sector privilegiado que no llega ni al 30% de la población y que deben conformarse con lo que tienen porque la gran mayoría de la población trabajadora no tiene un sueldo fijo ni beneficios sociales, sin embargo, a la hora de hacer demagogia el régimen no tiene reparos en manipular los datos y engañar al pueblo.

Eso está sucediendo con la polémica medida del doble aguinaldo que ha sido presentada como una “redistribución” de la riqueza al pueblo boliviano, en particular a los “sectores productivos”, que sin embargo solo alcanzará, según un estudio del CEDLA, al 18% de la población, es decir, a 18 personas de cada 100.

Como se puede ver el gobierno no pierde su carácter estafador y demagógico pues el doble aguinaldo está demasiado lejos de aquello de “distribuir la riqueza al pueblo”, el caso empeora si anotamos que dentro de los “productivos” se encuentran las fuerzas represivas del Estado (fuerzas policiales y fuerzas armadas) y toda la clientela estatal. Entonces estamos hablando de que básicamente la “medida redistributiva” está destinada a los miembros del MAS y su aparato represor. La mentira del régimen se asemeja a la propaganda gobeliana.

El caudillo Morales puso el grito en el cielo cuando los jubilados le pidieron no ser discriminados por su gobierno y que la medida también les alcance a ellos, para negar el aguinaldo a los ancianos Evo dijo “no voy a endeudar al país, no me voy a prestar plata, ni voy a robar plata para aguinaldos de un sector”; sin embargo al mismo tiempo arribaba un avión millonario adquirido por el gobierno para viajes de los altos jerarcas de su régimen. La mentira y la manipulación propagandística es moneda corriente en este gobierno, el ministro de economía puso su parte diciendo que el doble aguinaldo ya se pagaba a los ancianos con la renta dignidad, sin embargo años antes, cuando se debatía la ley de pensiones, el mismo ministro argumentaba, en otro de sus malabares engañosos, que la renta dignidad dada a los ancianos formaba parte de la jubilación. En qué quedamos.

Este sector (los jubilados) acusado de no ser productivo suele ser cabeza de familia y su jubilación se invierte en la educación de los hijos o nietos, por ello las bases de los jubilados quedaron descontentas con el acuerdo de una dirigencia que tiene afectos masistas y los ha traicionado renunciando al beneficio.

Esta historia no termina aquí, el gobierno ya tiene planificado recuperar ese desembolso haciendo que sus adeptos (en los que se encuentra la administración pública clientelista) hagan su “aporte voluntario” al partido para la campaña electoral. Se cerró el círculo. Algunos estudiosos consideran que el MAS obtendrá unos 22 millones de bolivianos y éstas son las cifras más conservadoras. Para quienes conocen un poco de cerca la dinámica de ese partido saben que eso de “aporte voluntario” no existe, se trata del “aporte” o la “pega”, porque, en la lógica oficialista, cuidar del “proceso” es cuidar la “pega”, así que el que no aporte por supuesto no está aportando al proceso y no está cuidando la “pega”, o sea el trabajo, así que debe irse, de ahí que los funcionarios del gobierno solo atinen a hacer anónimas denuncias cansados de tener un sueldo tan sonsacado para tantos actos de propaganda oficialista.

Mientras el MAS aplica el mecanismo de recaudación de fondos para su campaña a través de la medida “redistributiva”, los demás sectores sociales privados (formales e informales) descargan la medida sobre el pueblo, las empresas privadas amenazan con despidos o subida de sus productos, lo mismo que los comerciantes y choferes. El doble aguinaldo se convierte en otra carga para el pueblo y un festín para el MAS.