Guerra civil reaccionaria: Campesinos emboscados en Capitão Enéias (MG)

unnamed

La policía mata campesinos y los exhibe como trofeos de guerra, esta foto corresponde a la muerte de personas en manos de la policía militar en Rondonia, Brasil.

La política oficial y la prensa reaccionaria del Brasil muestra su país como un escenario de luchas políticas entre programas de gobiernos con posiciones encontradas, el gobierno de Lula/Dilma por un lado y la nueva aparición de una corriente más conservadora y fascistoide que arremete contra el reciente pasado “petista” (en referencia al PT, Partido de los Trabajadores de Lula da Silva) por la corrupción millonaria en la que están envueltas, sin embargo, políticos de todas las tiendas, incluidos lo que abanderan la supuesta lucha contra la corrupción. Lo que no dice la gran prensa y los medios internacionales es que el Brasil vive ya hace tiempo una guerra cruenta del Estado contra los campesinos. En este enfrentamiento feroz de la lucha de clases se han posicionado los partidos conservadores y el oportunismo del PT sin mayor problema, en sintonía con el poder terrateniente fuedal de varios estados, en contra de la lucha campesina y clasista. Sigue leyendo

Anuncios

Repudiamos el bárbaro crimen del dirigente campesino Cleomar Rodrigues por parte del latifundio en Brasil

El gobierno de Dilma/Lula no para de asesinar campesinos en complicidad con los latifundistas brasileños

7/11/14

Mientras la hipocresía mundial saluda la “democrática” contienda electoral en el Brasil entre la oportunista Dilma Rousseff y el reaccionario Aecio Neves, el viejo Estado brasileño practica el sucio trabajo de matar campesinos. El asesinato del compañero Cleomar Rodrigues de la Liga de Campesinos Pobres (LCP) ha sido otro bárbaro crimen en el más de un centenar que tiene en su cuenta el gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) desde la era Lula. Las fuerzas reaccionarias del latifundio ejecutaron este crimen en complicidad con las autoridades estatales que no hicieron nada a pesar de que el compañero Cleomar venía denunciando las amenazas de muerte de los pistoleros mercenarios que trabajan al servicio de los latifundistas.

Nos sumamos al repudio general contra este bárbaro crimen y condenamos al viejo Estado brasileño y sus autoridades por esta atrocidad. Los crímenes contra el pueblo tarde o temprano serán juzgados.

 

Análisis y Opinión Sigue leyendo