Bolivia: Mafia policial y su atroz peso sobre el pueblo

Momento en que el delincuente luego de robar a un transeunte sube al carro policial con sus cómplices

 

Análisis y Opinión

19/09/2015

 

Nuevo escándalo de la policía y sus repercusiones reafirma no solo el carácter mafioso de esta institución sino también que es la estructura fundamental de la dominación de clase que pesa sobre el pueblo.

 

“Yo estaba llevando a dos mujeres policías en mi taxi que conversaban de varias cosas, en eso empezaron a hablar sobre un ladrón y una empezó a decir a la otra «ya le he pedido que me consiga un celular, le he dado la marca y el modelo, pero éste no me lo consigue, y yo ya tengo al cliente, lo voy a apretar si no me cumple voy a hacer que lo metan preso»”

Taxista en Cochabamba, 2015 Sigue leyendo

Apuntes: caso terrorismo se cae a pedazos… y otros

El viejo, de testigo clave a acusado, una de las tantísimas contradicciones de este proceso

Por: Análisis y Opinión

11/09/14

El caso terrorismo se cae a pedazos

El año 2009 la noticia dada por Evo Morales, de un operativo en Santa Cruz que desarticuló una supuesta banda terrorista que pretendía dividir al país, sacudió a la opinión pública y sembró en la cabeza del pueblo la idea de que el gobierno enfrentaba a un enemigo terrible creado por la “derecha” boliviana. Este caso tan manoseado por el gobierno (y también por la oposición) poco a poco se ha ido cayendo porque las revelaciones de los implicados, muchos de ellos hombres fuertes del gobierno, han puesto al descubierto que en gran parte este caso fue un montaje hecho por el MAS del señor Morales. Sigue leyendo

Apuntes: Crímenes policiales, candidatos vendibles y otros…

Preparados para reprimir a la población y cometer crímenes con total impunidad

Por: Análisis y Opinión

25/08/14

Impunidad y crimen policial

Se vuelve cosa común oír sobre los crímenes de la policía y los aparatos represivos del Estado y escribimos aquí sobre ello para insistir en el carácter reaccionario de estas instituciones y cuestionar profundamente el discurso burgués de que la policía detenta “el uso legítimo de la violencia”. En realidad la policía y los demás aparatos represivos detentan el legítimo uso de la violencia reaccionaria de la dictadura de clase de este Estado contra la población, en su accionar tiene carta blanca para cometer crímenes y no ser sancionado por ello, esta conducta criminal no es “un hecho aislado protagonizado por malos elementos” sino conducta permanente y propia de su naturaleza reaccionaria. Sigue leyendo

EL GOBIERNO DEL M.A.S. INVIERTE EN BALAS PARA REPRIMIR PROTESTAS POR “MEJOR EDUCACIÓN”

Nueva represión violenta por parte de la policía contra sectores populares muestra de cuerpo entero a la policía, que a pesar de los nuevos apellidos y emblemas que pueda llevar, como la whipala en uno de sus hombros, su esencia no ha cambiado y sirve al gobierno de turno en defensa de los intereses de las clases dominantes, esta policía es la misma que: asesinaba campesinos en el gobierno de Gonzalo Sánchez de Losada, se cobro dos muertos en Caranavi y, mas recientemente, reprimió brutalmente la marcha indígena de tierras baja en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS). Sigue leyendo

POR UNA CO-PARTICIPACIÓN TRIBUTARIA JUSTA PARA LA UPEA

Nota de Análisis y Opinión: El día 29 de noviembre la comunidad universitaria de la UPEA se movilizó exigiendo mayor asignacion de presupuesto, el gobierno de Evo Morales reprimio brutalmente a los estudiantes, al momento existen mas de 20 compañeros detenidos y varios heridos. Reproducimos a continuación el pronunciamiento de una organización estudiantil que llegó a nuestro correo.
POR UNA CO-PARTICIPACIÓN TRIBUTARIA JUSTA PARA LA UPEA
foto: EJU

La UNIVERSIDAD PUBLICA DE EL ALTO es producto del ascenso de las luchas populares por el derecho a la educación superior. La crisis estructural del viejo estado boliviano y el sistema capitalista en su versión neoliberal actualmente vigente, se refleja en las universidades del país convertidas en feudo y negocio de las camarillas de turno y la clase gobernante.

Nosotros como universidad de reciente creación tenemos el encargo social e histórico de responder a las necesidades de nuestra población y para eso necesitamos elevar el nivel académico y MEJORAR LAS CONDICIONES DE ESTUDIO: INFRAESTRUCTURA, AULAS, LABORATORIOS, BIBLIOTECAS, INCENTIVOS PARA EVITAR LA DESERCIÓN ACADÉMICA, etc., es por esto que nos movilizamos, por participar en igualdad de condiciones de los recursos económicos recaudados en el departamento de La Paz principalmente de la ciudad de El Alto. Sigue leyendo

LA DEFENSA DEL TIPNIS DESENMASCARA EL VERDADERO CARÁCTER DEL GOBIERNO DEL M.A.S.

Nota de Análisis y Opinión:  El día 29 de septiembre la comunidad universitaria de la UPEA se movilizó en apoyo a la marcha indígena en defensa del TIPNIS, reproducimos a continuación el comunicado de una organización estudiantil que llegó a nuestro correo y que fue publicado en: http://www.kaosenlared.net/noticia/defensa-tipnis-desenmascara-verdadero-caracter-gobierno-m.a.s

A la Comunidad Universitaria y población en general
LA DEFENSA DEL TIPNIS DESENMASCARA EL VERDADERO CARÁCTER DEL GOBIERNO DEL M.A.S.
La carretera que atravesará el corazón del TIPNIS está enmarcada dentro del proyecto neoliberal de iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA) que en el caso boliviano consta de seis ejes. El proyecto IIRSA que está impulsado por el imperialismo a través del BID, CAF, FONPLATA, BEI, etc., consiste en la construcción de carreteras bajo el pretexto de la integración regional pero en realidad lo que busca es la integración de mercados y facilitar el tránsito de mercancías de la costa del Pacífico al Atlántico y viceversa.
Esta carretera, que va de Villa Tunari a San Ignacio de Moxos, está financiada por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social del Brasil (BNDES) y ejecutada por la empresa OAS que también es brasilera, significará una deuda para el país de 332 millones de dólares más los intereses del total de 400 millones que costará.

También están en juego los intereses de las transnacionales petroleras, como demuestra la existencia de un contrato petrolero Ley 3672 de 23 de abril de 2007 “AREA DE EXPLORACIÓN RÍO HONDO” firmado con PETROBRAS BOLIVIA 50% y TOTAL BOLIVIE 50%, por 30 años a partir de 2007. Esto abarca 1 millón de hectáreas en los departamentos de Beni, Cochabamba, La Paz y afecta principalmente al área del TIPNIS.

Los más beneficiados de ninguna manera serán las naciones oprimidas que habitan el TIPNIS ni tampoco el pueblo boliviano en su conjunto sino que principalmente favorecerá a la voracidad del capital financiero internacional, las transnacionales petroleras, metalúrgicas, agroindustriales, farmacéuticas, madereras, narcotraficantes, terratenientes, etc., que tendrán acceso a las materias primas de la región y facilitará su saqueo indiscriminado.

El gobierno de Evo Morales se empeña en construir la carretera a cualquier precio, incluso a costa de condenar a la extinción a las naciones Chimán, Yuracaré y Moxos; y   para imponerse recurre a los métodos propios de los gobiernos militares de acallar la protesta popular por la violencia y la intimidación, enfrentar pobres contra pobres, dividir y crear paralelismo en las organizaciones populares, y aplicar la política del criminalizar todo tipo de disidencia, esto desenmascara el discurso demagógico de defensa de la madre tierra y los pueblos indígenas pues en los hechos es un régimen neoliberal, fascista, totalmente servil y aliado de las transnacionales.

Convocamos a la Comunidad Universitaria y población en general a pronunciarse y apoyar la marcha indígena en defensa del TIPNIS y de nuestros recursos naturales, frente al saqueo del imperialismo, asimismo manifestar repudio a los oportunistas, politiqueros y ex masistas como Lino Villca, Félix Patzi, Samuel Doria Medina, Juan del Granado, Rubén Costas y otros que quieren aprovecharse de la lucha del pueblo para buscar protagonismo político personal.

DENUNCIAR QUE LA COR, FEJUVE Y LAS AUTORIDADES DE LA UPEA A LA CABEZA DEL RECTOR MASISTA -DE DUDOSA LEGALIDAD Y LEGITIMIDAD- GUARDAN UN SILENCIO COMPLICE DEL SAQUEO DE NUESTROS RECURSOS NATURALES Y LA BRUTAL REPRESIÓN HACIA LA MARCHA INDÍGENA.

Llamamos a expulsar a los masistas y otros politiqueros de la FEJUVE, COR y la UPEA para que estas instituciones dejen de ser oficinas del gobierno y recuperen su independencia política e ideológica, solamente así vamos a poder luchar por mejores condiciones de vida.

Hay que RETOMAR LA AGENDA DE OCTUBRE y expropiar la gran propiedad terrateniente, expulsar a las transnacionales y construir con nuestras propias manos el CAMINO DEL PUEBLO o sea una alternativa verdaderamente revolucionaria que surja desde las entrañas del pueblo explotado para barrer al imperialismo, la semifeudalidad, el capitalismo burocrático, y marchar hacia la sociedad sin clases, libre de explotación del hombre por el hombre.

Hoy el sistema capitalista mundial está derrumbándose y LA TENDENCIA PRINCIPAL EN EL MUNDO ES LA REVOLUCION SOCIAL, a los pueblos oprimidos nos corresponde acabar con los explotadores y todos sus lacayos.

¡MUERA EL GOBIERNO HAMBREADOR, FASCISTA Y VENDEPATRIA DE EVO MORALES!

¡FUERA EL IMPERIALISMO Y SUS SIRVIENTES!

¡VOLVER A LA LUCHA CALLEJERA POR MEJORES CONDICIONES DE VIDA PARA EL PUEBLO EXPLOTADO!

¡VIVA LA MARCHA INDÍGENA EN DEFENSA DEL TIPNIS!

EL GOBIERNO SE LAVA LAS MANOS SOBRE LA ORDEN DE REPRIMIR LA MARCHA



Intervención en Yucumo. Foto Boletin de Patria Insurgente



Evo Morales anunció, hace más de una semana, la conformación de una comisión investigadora para dar con los responsables directos de la represión policial a los indígenas, sin embargo nadie quiere integrar ese equipo y menos cuando se sabe que el gobierno pretende utilizarlo para salvar la responsabilidad del Presidente.
Hasta el momento ni siquiera se entrega información acerca de quién dio la orden para reprimir la marcha. Al principio Sacha Llorenti y el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, dijeron que la intervención fue producto de “un requerimiento fiscal” (algo que ningún fiscal respalda); luego Sacha echó la culpa al viceministro Marcos Farfán, cosa que éste desmintió al renunciar a su cargo. Otro viceministro, César Navarro, soltó una versión más comprometedora: “hemos tomado la decisión como gobierno”. Sin embargo todos coincidieron, incluido Evo Morales, en que nadie (presidente y ministros) ordenó la intervención. Por si fuera poco el ministro de Trabajo, Daniel Santalla, dijo que la Ministra de Defensa renunció, posteriormente a la intervención, a pesar de que “ella sabía lo que iba a pasar en Yucumo”. Por último un requerimiento de la Ministra de Justicia para intervenir la marcha está firmado también por los apoderados de Sacha Llorenti, Denis Efraín Rodas Limachi y Fernando Rivera Tardío. Esto muestra el nivel de planificación del gobierno que pretendía inicialmente descargar su responsabilidad en actuaciones de la Fiscalía.
Todo el nivel político ha cargado armas contra el nivel operativo, contra los policías. Y el propio Evo afirma que hay policías malos que “no lo quieren” y actúan para desprestigiarlo, eso sin contar que la Policía ha mostrado férrea lealtad en acciones anteriores contra sectores populares que han culminado con muertes.
Pero la intervención fue un operativo bien planeado, con varios días de anticipación, con envío de camiones para transportar tropa, con buses para trasladar a los marchistas y con  la intención de detener a 40 dirigentes sin destino conocido. Y lo más sorprendente de todo, con gestiones del gobierno ante la Embajada yanqui de EEUU para usar el avión Hércules (de la NAS-DEA) a fin de llevarse a los dirigentes indígenas. Cuando se trata de reprimir al pueblo y a sectores contestatarios se puede prescindir de la falsa postura antiimperialista.
Algunos miembros de la tropa policial han revelado que la orden vino del Ministro de Gobierno con consentimiento del propio Evo. Otro funcionario que coordinó el operativo, Boris Villegas (Director de Régimen Interior), revela que la represión tuvo aprobación política. Villegas, de mentalidad policial, compartía con Llorenti una visión fascista de defensa del Estado y perseguía (persigue) a los sospechosos “opositores al régimen” (triste papel de algunos otrora guevaristas en el “proceso de cambio”). Villegas estuvo en la coordinación del todo el operativo, según imágenes periodísticas, algunos policías dijeron que él dio la cinta adhesiva para amordazar a los indígenas, es imposible que no hubiera informado Llorenti y al propio mandatario sobre lo que ocurría en el terreno.
Otro hecho que revela la premeditación del gobierno es haber evitado la presencia de la prensa. Los documentos oficiales, que algunos policías dejaron caer durante el operativo, muestran que sacar a los periodistas de la zona era parte del operativo. El gobierno tuvo su pretexto el día anterior (24 de septiembre), cuando los indígenas obligaron al Canciller David Choquehuanca a marchar con ellos para atravesar el bloqueo de caminos que los policías y dirigentes colonizadores del MAS habían instalado. El gobierno llamó a esto secuestro y se preparó para intervenir.
Todos estos elementos muestran que el Estado actuó con premeditación y alevosía. Esto no puede ser parte sólo de una acción del personal operativo, es una bien planificada decisión política. Una decisión de esta naturaleza dependía exclusivamente del conocimiento y la aprobación del propio Presidente.
Cuando un funcionario del viejo Estado ejerce la violencia (que detenta legalmente), jamás ordena expresamente torturar a los manifestantes, separar familias o lanzarles gas en los ojos, sin embargo eso sucede desde las más brutales intervenciones hasta las menos violentas. En realidad el viejo Estado ejerce su dictadura de clase sin necesidad de leyes explícitas u órdenes explícitas, los aparatos represivos están entrenados para la tortura y humillación al pueblo.
Lo vergonzante en este caso es que las actuales autoridades de gobierno no están dispuestas siquiera a asumir la responsabilidad política de sus actos, por ello han descargado la responsabilidad en los ejecutores directos de la brutal represión. Esta actitud de Pilatos ha generado contradicciones entre el gobierno y su instrumento represor, y el desprecio de la población que comprueba la presencia de la vieja dinámica política de los gobiernos anteriores.
Bolivia 7 de octubre de 2011